sidor.3pg Ciudad Guayana ubicada en el Estado Bolívar es el corazón del proletariado venezolano. Específicamente en Puerto Ordaz, se está desarrollando una importante lucha obrera en la principal acería de Venezuela, SIDOR. 

 

 

Los obreros agrupados en el SUTISS (Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares)  están luchando por un convenio colectivo que dignifique las condiciones laborales (la experiencia del último trabajador que murió de un infarto en plena faena da cuenta en las pésimas condiciones en que deben laborar, y de los riesgos a que se exponen) y de vida. A pesar de los enormes beneficios que está obteniendo la empresa esto no se traduce en mejoras para los trabajadores, el dinero termina en los bolsillos del capitalista. Durante el conflicto se ha sucedido ocho paros la última de 72 horas.

El papel contrarrevolucionario de la Burguesía y de la multinacional

 

Desde que esta empresa fue privatizada por un gobierno cuarto republicano solo ha significado tercerización de los trabajadores, y condiciones precarias, y desmejoras de los trabajadores. Esa es la política capitalista de los dueños de TERMIUN SIDOR, engordar sus ganancias poniendo toda la explotación sobre los hombros de los obreros, extrayendo plusvalía relativa y absoluta.

El empresario de la multinacional SIDOR no está luchando por sus salarios ni por mejores condiciones de vida, sino por sus groseros privilegios sobre las espaldas de los trabajadores.

Además la crisis entre los trabajadores y el patrón de SIDOR  es producto de la crisis orgánica del sistema capitalista internacional. La economía de mercado, donde lo que priva es la competencia por la obtención del máximo beneficio privado, que lleva a la concentración cada vez más de la riqueza y el capital en menos manos a escala global. Los capitalistas no están en posición de hacer concesiones. La época de armonía y estabilidad del capitalismo y de la sociedad burguesa  ha pasado a la historia. Es un sistema que ha dejado de desarrollar las fuerzas productivas, y se ha convertido en un obstáculo para el avance y desarrollo de la humanidad.

El motor de la economía mundial (EEUU) esta entrando en recesión, aunque los capitalistas ahora lo llaman contracción o desaceleración de la economía por temor a decir la verdad. Esto esta teniendo ya sus repercusiones en todo el mundo. Estamos entrando un periodo de gran turbulencia internacional, y auge de lucha de clases. De hecho en Europa ya se esta produciendo un ola huelguística y auge de la lucha de clases. En Alemania huelgas del sector transporte, acompaña de escisiones en el partido socialdemócrata SPD y aumento de la militancia de los trabajadores. Huelga General en Grecia de 24 horas con una participación masiva de 150000 trabajadores manifestándose por todo el país. En Eslovenia se movilizaron 145000 trabajadores en una Huelga General de 24 horas en defensa de los salarios. Las recientes huelgas del transporte y de otros sectores públicos en Francia.

 

El Banco Central Europeo esta pidiendo “moderación salarial”, y esta prevista para este 5 de abril la reunión del Consejo de Gobierno de la Unión Europea para discutirlo, en la que la Confederación Sindical Europea (ETUC) esta convocando una manifestación en defensa de los derechos de la Clase Obrera. La única base sobre la que puede sobrevivir el capitalismo es sobre la explotación de los trabajadores y de sacrificar sus derechos y niveles de vida en todo el mundo, tal es la crisis del sistema globalmente. Y los capitalistas argentinos no son la excepción, como lo demuestra SIDOR.

La oposición, es decir a la derecha no tiene ninguna autoridad para hablar u opinar sobre el conflicto de SIDOR, ya que ellos son los responsables de esta situación. Teodoro Petkoff y toda su pandilla contrarrevolucionaria vinculados a los gobiernos de la cuarta república fueron los promotores de la privatización de la empresa, los mismos que se oponen con uñas y dientes a la revolución, y que diariamente atentan contra el pueblo. Ellos defienden los intereses del capitalismo, que no es otra cosa que la concentración de la riqueza y de los medios de producción en pocas manos. Riqueza para unos pocos y miseria para la mayoría. Por eso la patria como la democracia jamás podrá sonar igual o tener el mismo significado, cuando la pronuncia un burgués a cuando la pronuncia un obrero o un campesino.

Medidas tomadas por el gobierno para que el pueblo tenga mejor poder adquisitivo como el control de cambio y de cambio (aunque hace falta mucho más que eso evidentemente), los empresarios que se llaman bolivarianos están pidiendo al gobierno su flexibilización, lo cual afectaría a las masas que son quienes hacen la revolución.

Las tareas de los obreros de SIDOR y del proletariado

Defendemos y debe ser defendido por todos los revolucionarios el derecho de los trabajadores de SIDOR de luchar por mejores condiciones laborales y de vida, así como para el conjunto de los trabajadores. Están luchando por un convenio colectivo para poder vivir mejor, y muchos son padres de familia. Las reivindicaciones de los trabajadores de SIDOR recogen en el fondo las reivindicaciones del resto de la clase y de las comunidades. La mejor forma de luchar codo a codo con los obreros por sus reivindicaciones es demandando la nacionalización de la empresa bajo control obrero. Realmente solo la organización de los trabajadores a través del control obrero puede garantizar la materialización de sus reivindicaciones tales como un salario digno, empleo fijo y de calidad (sin desmejorar las condiciones de los demás trabajadores) para los subcontratados con todos los derechos, solucionar el problemas de las enfermedades ocupacionales, etc. pero no solo para los trabajadores sino coordinarse con las comunidades y elevar el nivel de vida de todos, y demostrar como es una misma lucha.

Los obreros se están enfrentando a su enemigo de clase que es el patrón, en este caso argentino, que no representa los intereses ni el sentimiento de los trabajadores y del pueblo argentino para con el pueblo venezolano. Para ganar la lucha es necesario coordinarla y extenderla a todo el país, al conjunto de la clase obrera junto a las comunidades. Hacer una gran campaña por todo el país explicando la lucha de los trabajadores sidoristas.

Debe extenderse al conjunto de la clase obrera nacionalmente y hacerla parte de los campesinos, de la juventud revolucionaria, de los sectores populares y de todos los revolucionarios en defensa de la revolución bolivariana de los ataques de los capitalistas, por la profundización de la revolución.

Deben hacer que la actual causa del obreros de SIDOR sea la bandera de todos lo trabajadores venezolanos, de todas las comunidades del país. Hacer una cruzada a lo largo y ancho del país, explicando la lucha y conformando Comités de Apoyo entre los estudiantes (que son hijos de familias trabajadoras y campesinas), las comunidades (los Concejos Comunales), en cada fábrica o centro de trabajo, en el campo, en cada batallón del PSUV, etc., y la coordinación de todos. Que la causa de los sidoristas se convierta en la lucha de todos los oprimidos.

Lenin y Trotsky explicaron que si no se concentraba toda la fuerza de los obreros en torno a un programa y una estrategia que logre ponerla al frente de los oprimidos y con ello arrastrar a la pequeña burguesía, esa misma fuerza con todo su potencial puede disiparse en acciones esporádicas y aisladas.

Es urgente convocar una conferencia nacional del movimiento obrero con la participación de los campesinos (que también están batallando, y que tienen más de 200 campesinos muertos en la lucha contra el latifundio)  para trazar un plan de lucha. Más allá de las diferencias políticas en el seno del movimiento obrero es necesaria la unidad en la acción, ese es el camino para unificar al conjunto de la clase obrera.  Una conferencia nacional para discutir como la clase obrera se pone al frente en la defensa y profundización de la revolución bolivariana para derrotar de una vez por todas a la burguesía, y su sistema capitalista, para asegurarnos de que verdaderamente no vuelvan.

La burguesía está haciendo un saboteo económico tremendo con el desabastecimiento, especulación, inflación, etc. diciendo que es culpa de Chávez y de la revolución, diciendo que eso es el socialismo y de esta manera debilitar la base social de la revolución. El resultado de las elecciones del 2-D constituye una seria advertencia.

Por lo tanto es fundamental una jornada nacional de lucha del proletariado y el campesinado de toma y ocupación de fábricas (y que SIDOR se la una de las principales) y tierras. Demandando su nacionalización bajo control obrero, y también las grandes industrias, monopolios, los bancos y los latifundios, es necesario expropiar las principales palancas que mueven las economía porque la burguesía las usa contra la revolución, y mientras este en sus manos la revolución siempre estará amenazada. Crear Consejos de Trabajadores y unirlos a los Consejos de Campesinos, Comunales y Estudiantiles y que esa sea la base del Poder Popular, y la de un nuevo estado revolucionario. Que esa sea una fuerte base revolucionaria (desde abajo) que sustituya al Estado Burgués. Destruir el viejo y podrido aparato construido por los contrarrevolucionarios.

Conformando los Consejos de Trabajadores y uniéndolos con los Comunales, Estudiantiles y con los de los campesinos serviría para retomar la lucha por la reforma constitucional, sobre la base de la organización y movilización de todo el movimiento. Las fuerzas del proletariado al frente de las masas movilizados y actuando de forma organizada, bajo un programa y objetivo claro se puede llevar a cabo la implementación de la reforma constitucional a la practica. Una vez que las los obreros se ponen en marcha con el resto de las masas nada puede detenerlo. La contrarrevolución si intenta cualquier cosa, seria aplastada por la fuerza de los obreros y del conjunto del movimiento en un solo puño, y la barrería.

Decirle al conjunto del movimiento que la única manera de que SIDOR pueda funcionar al 100% y, garantizar su utilidad en función de la revolución y las necesidades de la población es que este nacionalizada y bajo el control obrero. Solo el control obrero (con los Consejos de Obreros), donde el conjunto de los trabajadores abran los libros de cuentas y acaben con el llamado secreto comercial, y ver como se enriquece el capitalista y como se excusa el patrón para no ceder. Esto (el control obrero) al mismo tiempo en coordinación permanente con los Consejos Comunales y Estudiantiles sería posible una planificación democrática sobre los recursos y, su distribución según las necesidades.

La plusvalía una vez liberada del capitalista, puede ser utilizada para la renovación del parque industrial, reducción de la jornada laboral creando más empleos, mejorar las condiciones laborales que a su vez mejorara la productividad del trabajo, haciendo que el producto tenga una alta calidad. Y no solo eso sino que también ayude en los esfuerzos por construir o mejorar centros educativos (como las escuelas y liceos bolivarianos), sistema de salud, carreteras, centros sociales para la cultura y actividades, fortalecimiento de los núcleos de desarrollo endógeno, etc. Esto conseguiría el apoyo de la inmensa mayoría del movimiento bolivariano y de la gran mayoría de los militantes del PSUV, como también a la clase media. Para que la clase obrera triunfe debe poner tras de sí no solo a los campesinos, la juventud revolucionaria y los sectores populares, sino también a la clase media. Y esto solo es posible si la clase obrera se agrupa bajo unas ideas, programa y métodos y tradiciones revolucionarios. Las ideas, programas, métodos y tradiciones que ofrecemos los marxistas revolucionarios para completar la revolución en el socialismo.

La economía planificada es superior a la economía de mercado del capitalismo. Pero para que la economía planificada pueda rendir todo su potencial es necesaria la participación activa y consciente de las masas en la misma, es decir de los trabajadores, campesinos y sectores populares. Sobre esta base se conseguirían niveles de desarrollo impensables hasta ahora. Solo es posible desarrollar las fuerzas productivas con el socialismo.

Justamente eso es lo que une a las reivindicaciones inmediatas y necesarias de los trabajadores con la nacionalización de los medios de producción bajo control obrero y la planificación de la economía en función de las necesidades de la población, como base del socialismo. El puente entre las reivindicaciones y la necesidad de la transformación socialista de la sociedad. A esto se refiere León Trotsky en el Programa de Transición “Este puente debe consistir en un sistema de reivindicaciones transitorias, partiendo de las condiciones actuales y de la conciencia actual de amplias capas de la clase obrera a una sola y misma conclusión: la conquista del poder por el proletariado”. El mismo presidente Chávez ha señalado la importancia del programa de transición para la actualidad, y recomendó leerlo. De hecho en la última reunión de voceros y voceras del PSUV, así como delegados el Presidente Chávez hizo una llamado a formar Consejos de Obreros, dijo que el PSUV debe involucrarse con los trabajadores y el resto del pueblo. Hizo énfasis varias veces seguidas en esa cuestión. Una jornada nacional de lucha que también serviría para la formación de Consejos de Obreros tomándole la palabra a Chávez.

Este puente entre las reivindicaciones y la revolución socialista es más fácil hacerlo en una situación revolucionaria, como la que existe ahora en Venezuela, y además en un contexto internacional de crisis del capitalismo y de auge de lucha de clases como lo demuestra las huelgas en Eslovenia, Grecia, Francia, Alemania y ni hablar de los procesos de América Latina que está en medio de una ola revolucionaria.  Lo que caracteriza a una situación revolucionaria es el cuestionamiento de todo el orden social establecido, y las masas en movimiento participando en la política tomando el destino en sus propias manos. Y la lucha de los trabajadores de SIDOR de verse en ese marco, para hacer de la lucha actual de los obreros SIDOR la puerta para que el proletariado se ponga al frente de la revolución socialista, acabando para siempre con el capitalismo, el hambre y la miseria. Lo cual sería un enorme ejemplo a seguir en la América Latina convulsionada y gritar desde esta hermosa tierra a los trabajadores del mundo ¡proletarios de todos los países, uníos! Y ¡seguir el ejemplo del proletariado venezolano!

La revolución bolivariana esta siendo objeto de un fuerte saboteo y boicot económico de los capitalistas. Para que los salarios de los trabajadores y los convenios colectivos que ellos alcancen (como por ejemplo si se logra en SIDOR) sean cada vez más insuficientes, y ahogar al movimiento revolucionario económicamente, así es como la burguesía juega con el estomago del pueblo.

Por eso el objetivo de los capitalistas con todo esto es que es los salarios sean lo más insuficientes posibles, que además intenta jugar a la desmoralización del movimiento para entonces poder asestar el golpe a la revolución. Están forzando las condiciones para si por ejemplo se llega a una victoria de los trabajadores, donde logren todas sus reivindicaciones, que al cabo de un mes o de los pocos meses ese aumento ya no les sirva y ellos seguir ganado más con la especulación y la inflación, mientras los trabajadores y también las comunidades viven en la precariedad.

Por lo tanto  la única manera de obtener mejores salarios, de mantener y salvaguardar las conquistas es mediante el control obrero de la producción en todas las ramas de la economía, es necesario en primer lugar nacionalizar las grandes empresas y monopolios, los bancos y los latifundios en manos de los capitalistas y de la contrarrevolución, las palancas de la economía que en manos de los empresarios se convierte en una arma contrarrevolucionaria, de peligro permanente todas las reivindicaciones y conquistas conseguidas, así como de la propia revolución. Solo controlando de forma democrática por parte de los Consejos Obreros, Comunales, Estudiantiles y Campesinos toda la red de producción y distribución no solo de los rubros alimenticios sino de todos los demás productos se puede conseguir unas óptimas condiciones materiales de vida de toda la sociedad.

De ese modo la primera y más importante demanda debe ser la nacionalización bajo control obrero, porque solo sobre esa base se puede conquistar todo por lo cual están pidiendo los trabajadores en el convenio colectivo. De modo que las reivindicaciones están indisolublemente unidas a quien esta al frente de la sociedad. Sobre las bases del capitalismo no hay ningún futuro para los trabajadores y oprimidos de la sociedad.

La lucha de clases se expresa a través de todos los poros de la sociedad y más aun en el Estado. Existe una lucha de clases dentro del aparato del estado, que se vez más claramente en una situación revolucionaria.

Hay una campaña mediática para tergiversar y manipular la lucha de los obreros de SIDOR, e intentando sembrar prejuicios. Sobre todo de parte del ala reformista del gobierno tras bambalinas, que esta teniendo eco incluso entre los sectores más a la izquierda del movimiento. Por ejemplo malas noticias esta recibiendo el compañero Mario Silva conductor del programa la Hojilla de que hay infiltrados en la lucha de los trabajadores de SIDOR. Esa lucha forma parte del proceso revolucionario contra el capitalismo, y contra los restos de la cuarta república.

Desde la Corriente Marxista Revolucionaria condénanos la represión a los trabajadores de SIDOR. Y esto solo se puede explicar como fruto de la presión de los sectores reformistas del gobierno que no quieren la nacionalización y están por la conciliación con la oposición. Sectores que visten camisas rojas pero que no quieren el socialismo. Y la única manera de ganarles a ellos y también a la derecha es ganando el apoyo de todo el movimiento bolivariano, para que los obreros de SIDOR abran el dique y la Clase Obrera se ponga al frente de la revolución  para construir el socialismo, y erradicar para el capitalismo y todos sus restos.

Por una genuina política de independencia de clase

El movimiento obrero no ha podido jugar su papel en la revolución bolivariana no por su incapacidad o falta de conciencia, sino porque su dirección no está a la alturas de las circunstancias. Los principales dirigentes del movimiento obrero en la UNT (que nació de la revolución) en lugar de luchar por la unificación de todos los trabajadores, lo que han hecho es fraccionar y dividir la UNT, hecho que solo beneficia a la contrarrevolución ya que la Clase Obrera se paraliza para llevar a cabo sus tareas.

Precisamente el presidente Chávez ha mencionado en varias ocasiones que es necesario para el bien de la revolución que la clase obrera cumpla su papel que le corresponde, lo cual es de suma importancia para el destino de la revolución. Y para ello le da la oportunidad a un dirigente que proviene del movimiento obrero, y que además se llama “trotskista”. Habría que preguntar cuantos trotskistas o al menos dirigentes que se llaman trotskista, han estado en un gabinete de un gobierno desde la muerte de Lenin ¡ninguno! Esto es un reflejo de la correlación de fuerzas entre las clases, y del enorme potencial que existe en la revolución para una autentica política marxista revolucionaria, lo que defendió Trotsky después de la muerte de Lenin, una genuina política de independencia de clase para llevar al triunfo de la revolución socialista. Hay una oportunidad de oro que no ha habido en otras revoluciones.

El actual ministro del trabajo José Ramón Rivero está desaprovechando esa oportunidad ¡Histórica! El Ministro Rivero debe asumir una posición clasista. Debe defender la nacionalización de SIDOR, para devolverla a las manos del conjunto de la sociedad, que el fruto del trabajo no vaya a esas pocas manos sino a toda la sociedad, es decir en inversión social como planes educativos, de salud, infraestructura, vivienda, creación de puestos de trabajo, etc. y además ponerla bajo control obrero, creando Consejos de Obreros unificándolos con los Consejos Comunales y Estudiantiles del Poder Popular. Así, solo desde abajo se puede derrotar a la burocracia contrarrevolucionaria (que fue la principal responsable de la derrota del referéndum a la constitución el 2-D) y hacer avanzar la revolución socialista.

Pero en lugar de eso, desafortunadamente lo que está haciendo es una mediación entre el patrón y el obrero, esto es una política de colaboración de clases y, totalmente negativa para la revolución bolivariana (cosa que le ha hecho daño a otros procesos revolucionarios en la historia). A la contrarrevolución no se le derrota con esta política. Estamos de acuerdo con la mediación del ministro Rivero siempre cuando sea en sentido de la nacionalización bajo el control obrero, de otra forma se desarma a los trabajadores y también mina el apoyo de los trabajadores hacia el gobierno. Hay que expresar al mismo tiempo el profundo descontento de la represión de los obreros por la Guardia Nacional, porque se supone que eso quedo en el pasado. El Ministro Rivero le hacemos un llamado a cambiar su política, y posicionarse claramente en función de los intereses de los trabajadores, que son los mismos que el resto de la población explotada y oprimida. Hay que dejar claro que no se puede mediar con el patrón, los intereses de los trabajadores y de los empresarios son irreconciliablemente opuestos.

¡Unidad del proletariado en defensa de la revolución bolivariana!

¡Jornada nacional de lucha proletaria contra el saboteo de los capitalistas!

¡Por el control obrero de la producción!

Enlaces Recomendados

Obreros de Zanón
Los Obreros sin patrón
Argentina

Fabrica Flasko
Empresas Sob o Controle dos Trabalhadores
Brasil

Lucha de Clases
Venezuela
lucha de clases

Aporrea
Venezuela
Aporrea

Manos Fuera de Venezuela
Campaña Internacional
Manos Fuera de Venezuela

In Defence of Marxism
Corriente Marxista Internacional
In Defence of Marxism