Gerentes de derecha, que se pintan de rojo, activaron un tribunal contra los trabajadores que reclaman sus derechos en abierta violación a la libertad sindical y de protesta

El malestar de la clase trabajadora en la industria petrolera, en cuanto a los aspectos reivindicativos, son la prueba de que la derecha burocrática enquistada, en puestos gerenciales, tiene un fin único, destruir la industria, en nombre del proceso revolucionario y producir una mala imagen de la gestión del camarada Hugo Chávez.

Los días 15 de marzo y 10 de abril, se produjeron paralizaciones en las áreas de trabajo de Petroanzoátegui (Petrozuata), los trabajadores reclamaron pagos atrasados, suspensión de vacaciones, pago de la TEA, acceso al Sicoporsa, prestaciones, pasivos laborales y una docena más de reclamos, ¿Desde cuáles puestos claves en los mandos de Pdvsa, se propicia ese malestar?

El mismo reclamo ocurrió el 11 de abril en la Refinería de Puerto La Cruz, por razones similares. El punto es que son situaciones provocadas, contrarias a lo que señalan muchos gerentes de primera y segunda línea al subir información al ministro Ramírez y al camarada Hugo Chávez, quienes mienten con dolo, al decir que todo está controlado y en normalidad.

Desde Sinutrapetrol no se avala a esa gerencia, hoy convertida en una nueva burguesía en ascenso. Ante lo señalado, la respuesta ha sido un exabrupto jurídico, contra el sindicalismo reconocido constitucionalmente y la clase trabajadora.

Es por eso que se rechaza y se condena, el terrible precedente que se establece, con el amparo constitucional presentado por Petrocedeño, contra todos los trabajadores que estén inscritos en SUTRAPEQUIGAS (Fedepetrol) y SUOPEQS, y los dirigentes sindicales Manuel Páez, Gregorio Rodríguez, José Bodas y Daniel García.

Un tribunal, que no tiene competencia en asuntos laborales, ha ordenado el retiro del personal identificado con esos sindicatos y ha solicitado el uso de la fuerza pública para el desalojo del personal y los dirigentes de las áreas operativas y administrativas.

Esa es la respuesta de los gerentes de derecha, aburguesados, que descaradamente se pintan de rojo, repiten como loros el discurso del camarada Chávez, pero en la práctica, demuestran el poder que tienen al hacer sucumbir la leyes, ante el control que genera una posición privilegiada y repleta de recursos sin control.

Ese amparo es una violación abierta a la libertad sindical, al derecho a la protesta, una patada al debate, un palo a los trabajadores que reclaman sus derechos reivindicativos. Hay que dejar claro que desde Sinutrapetrol no sólo se impulsa el reclamo de las reivindicaciones, se va más allá, el reclamo también debe ser político, porque los problemas se originan por las diferencias políticas, no como una minoritaria tendencia sindical, que se tilda de revolucionaria y termina arrastrada y concertada con esos gerentes.

La clase trabajadora marcha a la unificación, porque el atropello que reina en la industria, ampliamente reseñado en este espacio, debe ser derrotado, los obreros deben ser protagonistas, sin distingo la dirigencia sindical revolucionaria y ética, tomará la bandera con los trabajadores y el pueblo, en defensa de la industria y los derechos.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." target="_blank" onclick="return top.js.OpenExtLink(window,event,this)">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

Obreros de Zanón
Los Obreros sin patrón
Argentina

Fabrica Flasko
Empresas Sob o Controle dos Trabalhadores
Brasil

Lucha de Clases
Venezuela
lucha de clases

Aporrea
Venezuela
Aporrea

Manos Fuera de Venezuela
Campaña Internacional
Manos Fuera de Venezuela

In Defence of Marxism
Corriente Marxista Internacional
In Defence of Marxism