A continuación les presentamos la segunda parte del reportaje elaborado por nuestros corresponsales en Caracas sobre la lucha de los trabajadores y trabajadoras de la empresa textil Súper Punto, recientemente cerrada por sus dueños.

Algunos comentarios sobre las vejaciones históricas de los dueños de Súper Punto hacia los trabajadores de la empresa

Además de todo lo que ya hemos explicado al principio de este artículo, debemos destacar también, que tal y como nos explicaron los compañeros trabajadores, los patronos han mantenido una política histórica de maltrato y vejaciones contra ellos.

Existen por ejemplo, compañeros con enfermedades ocupacionales, es decir, surgidas de la propia actividad laboral dentro de la empresa, ante los cuales en ningún momento, los patronos han querido asumir su responsabilidad. Tal es el caso de Erick Travieso, que contrajo una dolencia severa a nivel de los tendones de uno de sus brazos, desde el 28 de Febrero del año pasado, o el caso del compañero Jairo Gómez, que contrajo una hernia discal también el año pasado. Un caso mucha más grave, es del compañero Augusto Jaimes, quien en 2011, contrajo una discapacidad motora temporal, es decir que no pudo caminar por varios meses, producto de un daño sufrido en la columna, el cual tuvo como causa, el haber tenido que realizar labores que no le correspondían, pero que le fueron ordenadas por sus supervisores. Como hemos dicho, en ninguno de estos casos los patronos han asumido responsabilidad alguna. Es más, dicho por los propios trabajadores, en varias oportunidades, ante el reclamo por parte de los delegados de prevención, por el pago de los gastos de salud correspondientes a estas enfermedades ocupacionales, los patronos les contestaron “vayan a que los atiendan en un CDI”.

Otro hecho que consideramos debe ser expuesto aquí, es el trato que daban los patronos a los trabajadores al final y al inicio de cada año laboral. Al final de cada año, los trabajadores eran liquidados como si hubiesen sido despedidos o como si hubieran renunciado, para lo cual, el patrono obligaba a los trabajadores a firmar una renuncia de antemano al principio de cada año laboral, buscando de esa manera evitar contraer compromisos laborales y pasivos, que deben acumularse naturalmente como consecuencia de la antigüedad de cada trabajador o trabajadora, tal y como contempla la ley.

Para ello, se ayudaba de un mecanismo de presión bastante depreciable: Al principio de cada año, es decir, durante el mes de Enero, el patrono obligaba a los trabajadores a hacer cola afuera de las plantas de la empresa, y sólo iba dejando entrar progresivamente a pequeños grupos o a individuos, los cuales obviamente debían firmar la renuncia anticipada. De esa manera iba seleccionando la mano de obra que consideraba apropiado utilizar para la producción durante ése año. A los trabajadores que no les interesaba contratar, y que por ende se quedaban afuera de la planta, les decía que esperaran, que esperaran y esperaran, de manera que se iban presentando todos los días en la empresa, pasando hambre, sol y lluvia, incluso durante semanas, hasta que finalmente el patrono tenía ya definía la plantilla de trabajadores que utilizaría a partir de ese nuevo año, y entonces, mandaba a que se les dijera a los pobres trabajadores que habían tenido esperando semanas afuera de las plantas, que ya no se requerirían sus servicios.

El relato de los hechos, suena a aquellas imágenes de películas situadas en los años 30, en la época de la gran depresión, en la que uno puede ver a obreros norteamericanos apilados cual animales contra los portones de las fábricas cada día, cada uno de ellos esperando a que el capataz se compadezca de sus rostros hambrientos, y lo seleccione para que pudiera trabajar en la fábrica y ganarse el pan del día. A diferencia de esas imágenes, esto sucedía en Venezuela a finales del Siglo XX, al igual que sucede hoy en día en muchos países del mal llamado “tercer mundo”, y sucedía hasta que llegó la Revolución Bolivariana, tal y como nos explicaron los compañeros, cuando durante el auge del movimiento de masas, los trabajadores han presionado masivamente por la defensa de sus derechos y han logrado conquistas y reivindicaciones históricas.

Atención funcionarios de CADIVI, tenemos un muy probable caso de robo de divisas a la nación

En cuanto a la “honestidad” de estos capitalistas, vemos pues, que hay muy poco qué decir. Sin embargo, sobre sus prácticas corruptas y parásitas, sí hay otros elementos que debemos agregar al presente artículo. Los compañeros dirigentes del sindicato, realizaron una investigación pormenorizada a través del sistema nacional de administración de divisas, es decir, a través de CADIVI, y lograron detectar que los Berman han estado solicitando divisas entre los años 2008 y 2012, para la importación de materias primas y otros insumos, y que les fueron aprobadas exitosamente, cuando, desde 2010 los dueños de la empresa no compran matera prima, hecho que obviamente es fácil de comprobar por los trabajadores y trabajadoras de la empresa, que conocen sus instalaciones de arriba a abajo. Ojo funcionarios de CADIVI con este caso, tenemos entonces aquí un buen ejemplo de empresarios que han estado robando divisas al país y que deben ser puestos tras las rejas, al igual que se ha estado haciendo con otros casos de corrupción durante las últimas semanas.

Lo que han logrado hasta ahora los compañeros

Ante el cierre de la empresa, los trabajadores solicitaron una inspección por parte del ministerio del trabajo, por lo que el inspector correspondiente al caso se apersonó en las distintas instalaciones de la empresa, constatando en efecto el carácter ilegal del cierre. Asimismo, los compañeros también lograron que se redactara un acta por parte de la Defensoría del Pueblo y otras instituciones estatales, en la que reza que el patrono no podrá hacer presencia en ninguna de las plantas de la empresa, ni menos aún ingresar a las mismas o tratar de extraer materias primas, mercancías o maquinarias existentes en alguna de las 5 plantas de la empresa.

A pesar de ello, los compañeros nos informaron, que el patrono ha hecho caso omiso a estas medidas dictadas la Defensoría del Pueblo, ingresando a las plantas, lo cual pudo ser observado por varios compañeros y grabado en video por medio de sus celulares, ya que varios trabajadores se han mantenido en las afueras de las mismas en custodia de las maquinarias y equipos de trabajo, ello, debido a que cuando los patronos no logran salirse con la suya en los cierres ilegales, muchas veces tratan de llevarse las maquinarias y/o de venderlas.

Asimismo, los funcionarios que realizaron las referidas inspecciones, explicaron a los trabajadores que ante la constatación del cierre ilegal, corresponde necesariamente la aplicación del artículo 149 de la LOTTT, que contempla la creación y juramentación de una Junta Interventora como órgano rector de la empresa, formada por dos representantes de los trabajadores y uno del patrono, o en el caso de ausencia de representantes del patrono, tres representantes de los trabajadores y trabajadoras, todo ello con el fin de arrancar nuevamente la producción en la empresa, pero ahora bajo la dirección de la Junta, con el fin de defender y mantener los puesto de trabajo y la fuente de sustento de todos esos compañeros y compañeras, tal y como se llevó a cabo en Azertia hace ya 2 meses aproximadamente. En el caso de Súper Punto, se les dijo a los trabajadores que para esta semana debería ya salir publicada la providencia administrativa respectiva.

Esto es evidentemente un paso adelante en la lucha, ante lo cual, desde Lucha de Clases exhortamos a los funcionarios del Ministerio del Trabajo con competencia en la materia, a que actúen con la mayor rapidez posible, para evitar el desgaste de los trabajadores y trabajadoras, que se da como consecuencia de la interrupción abrupta de su fuente de ingreso, al haber sido cerrada la empresa.

¡¡¡Compañeros de Súper Punto no desmayen!!!

¡¡¡Continúen adelante hasta vencer!!!

¡¡¡Obreros y obreras de Venezuela, ante el cierre de empresas la lucha no es por salarios o liquidaciones, la lucha es por los puestos de trabajo, por nuestra dignidad, por nuestro derecho a dirigir la economía y finalmente por el socialismo!!!

¡¡¡Con la burguesía, ni diálogo ni conciliación, sino expropiación y control obrero!!!

¡¡¡Chávez vive, y la lucha sigue carajo!!!


<< Primera Parte ||

 

Enlaces Recomendados

Obreros de Zanón
Los Obreros sin patrón
Argentina

Fabrica Flasko
Empresas Sob o Controle dos Trabalhadores
Brasil

Lucha de Clases
Venezuela
lucha de clases

Aporrea
Venezuela
Aporrea

Manos Fuera de Venezuela
Campaña Internacional
Manos Fuera de Venezuela

In Defence of Marxism
Corriente Marxista Internacional
In Defence of Marxism