sidor CARACAS (Reuters) - El Gobierno venezolano inició el jueves un papel de mediador en la discusión del contrato colectivo de la siderúrgica Ternium Sidor, luego del estancamiento por meses de las negociaciones principalmente en lo referente a salarios.

Los trabajadores de Sidor, perteneciente al consorcio internacional Ternium, lograron una intervención del Ministerio del Trabajo, al que incluso han pedido que la firma vuelva a manos del Estado.

El ministro del Trabajo, José Rivero, dijo el jueves a periodistas que tiene "muchas expectativas, muchas esperanzas en que se allanen los caminos (...) para que los trabajadores puedan firmar un contrato en condiciones de dignidad."

Por su parte, el sindicato de la mayor siderúrgica de Venezuela recibió con optimismo la participación del Gobierno y abogó porque se logren destrabar puntos álgidos del contrato.

"Creemos que la empresa debe hacer una oferta integral en las 29 cláusulas o al menos en la más importante desde el punto de vista económico," dijo el jueves a Reuters José 'Acarigua' Rodríguez, dirigente del sindicato Sutiss.

En la víspera, los trabajadores introdujeron ante las autoridades locales un pliego conciliatorio para garantizar la inamovilidad laboral durante las discusiones pero Rodríguez no descartó que pudieran radicalizar acciones en caso de que falle el diálogo.

"Si la empresa mantiene una posición miserable, terca (...) en cualquier momento estaremos tomando las decisiones que tengamos que tomar," afirmó el sindicalista.

Entre las acciones enumeradas por Rodríguez estarían las protestas públicas y hasta paralizaciones de la producción.

El dirigente reiteró la posición de un grupo de trabajadores sobre que la empresa debía volver a manos del Estado tras una década en manos privadas.

Sidor es la principal siderúrgica de la región andina y el Caribe, ubicada en el suroriental estado Bolívar.

Los accionistas de la empresa lograron a finales del 2007 un acuerdo de precios con el Gobierno luego de una amenaza del presidente Hugo Chávez de reestatizarla si no daba condiciones favorables a la industria local.

Ternium, que controla además a la argentina Siderar y a la mexicana Hylsamex, posee el 60 por ciento de Sidor, mientras que el Estado tiene un 20 por ciento y los trabajadores y pensionados, otro 20 por ciento.

(Por Fabián Andrés Cambero, editado por Mario Naranjo)

 

Tomado de:

www.reuters.com 

Enlaces Recomendados

Obreros de Zanón
Los Obreros sin patrón
Argentina

Fabrica Flasko
Empresas Sob o Controle dos Trabalhadores
Brasil

Lucha de Clases
Venezuela
lucha de clases

Aporrea
Venezuela
Aporrea

Manos Fuera de Venezuela
Campaña Internacional
Manos Fuera de Venezuela

In Defence of Marxism
Corriente Marxista Internacional
In Defence of Marxism